La conexión física y mental que se genera al practicar Yoga, me ha permitido vivir el momento presente.

Esta experiencia fue lo que me motivó a tomar la certificación en O2 Yoga para poder ser maestra y así transmitir este momento a otras personas. Contribuir en este cambio es lo que realmente me apasiona y me permite recordar que, la presencia, es lo único que nos lleva al camino de la felicidad.