Mi primer acercamiento serio a yoga fue con el estilo kundalini, así que en el 2010 terminé mi formación como Instructor en Kundalini Yoga(200 hrs).  Pronto me di cuenta de la riqueza y diversidad de acercamientos, por lo que en el 2012 tomé una formación de Hatha yoga en Temple of Kriya Yoga de Chicago. En el 2013, y tras practicar un tiempo en O2, decidí tomar la formación en Vinyasa Ashtanga O2 (200 hrs) con Durga, movido por mi gusto por el estilo de la escuela y la inspiración que ella me genera. El 2014 cumplí mi formación en ashtanga en Ashtanga Yoga Mexico Institute (200 hrs); ese mismo año hice el Laboratorio de Vinyasa Sequencing (100 hrs) con Alex Quiyono. Finalmente en 2015 cursé el programa Refinamiento de la Enseñanza/ Yoga Expansión (300 hrs) con Laila Kuri.
En el camino de yoga siempre existe la oportunidad de aprender algo nuevo. La práctica de yoga va más allá del simple ejercicio físico, es un estilo de vida.

El objetivo que persigue es eliminar las causas del sufrimiento, terminar con la ignorancia al re conectarnos con nuestra verdadera esencia para que desde ese estado podamos realmente vivir en unión con el todo.

El camino del yoga es uno que te lleva de regreso a tu interior, allí donde se encuentran las respuestas que en vano buscamos a fuera.

Esta es la razón por la que me gusta enseñar yoga; me entusiasma poder compartir un sendero que no solo se hará tuyo sino que te ayudará a vivir una vida más plena y feliz. Casi sin sentirlo, a través de la práctica de las posturas, el cambio se va dando y la magia sucede.”