Llegue a O2 yoga buscando un trabajo sin saber que aquí iba a encontrar lo que realmente me apasiona.

Empecé a practicar yoga por querer hacer ejercicio y por ver de que se trataba, poco a poco me fui dando cuenta que el practicar se había vuelto parte de mi día a día así que decidí tomar la certificación para maestros con el fin de profundizar mi practica y de poder aprender mas sobre el yoga que en realidad sabia muy poco.

En la formación me enamore completamente del estilo de O2, de la forma en la que enseñan y de la comunidad que han ido formando así que decidí comenzar a dar clases y me di cuenta que eso era lo que realmente me gustaba hacer.

En pocas palabras, el yoga llego a mi vida justo en el momento que lo necesitaba y me cambio totalmente la forma de ver las cosas, ahora estoy infinitamente agradecida con todas las personas que me han ayudado a recorrer este camino.